HUMIFRIO FOG-SYSTEM

 

     Es un hecho bien conocido que las turbinas de gas generan menos potencia cuando más alta es la temperatura del aire.

    Las turbinas de gas son máquinas que operan a volumen constante. Al aumentar la temperatura ambiente, la masa de aire que entra a la turbina se ve reducida a causa de su menor densidad. Por ello las turbinas de gas pierden entre un 0.7% y un 0.9% de su capacidad de generación por cada grado centígrado que aumenta la temperatura ambiente. Durante las horas centrales del día, cuando la demanda energética es más elevada, las temperaturas también lo son y la potencia generada por la turbina es sin embargo  la mínima.

    Además, el compresor de la turbina debe realizar un mayor trabajo cuanto menos denso sea el aire, lo que implica un aumento del Heat Rate de la turbina, es decir, necesita más gas para producir cada kWh.

    Es por ello que el enfriamiento del aire de acceso a las turbinas es una acción de gran interés económico.

    El fogging o nebulización, es el método más económico de enfriar esas grandes masas de aire.

    La temperatura más baja que puede obtenerse con fogging es la temperatura de bulbo húmedo, para lo cual se necesita la generación de una niebla con gotillas de un ínfimo tamaño tal, que se evaporen incluso en un entorno del aire al 100 % de humedad relativa.

 

   

    Humifrio es la empresa española pionera en el fogging de turbinas.

    Humifrio consigue el máximo enfriamiento posible en cada momento merced a su experiencia, al diseño de su software, a la presión de trabajo 2.000 psi (140 bars) y a la perfección del diseño de sus nebulizadores de aguja de impacto.

    Un enfriamiento de 14ºC, conseguido con fogging en un día de verano  en España, puede suponer un incremento del 12,6 % de kWh generado durante las horas punta.

 

    Esta gráfica fue proporcionada por un cliente de Humifrio. La línea azul representa la potencia de la turbina durante las 24 horas de un día de agosto el año antes de la instalación del fog. La línea roja muestra la potencia de la turbina el mismo día de agosto un año después, ya con el fog instalado. Es un caso real de una turbina con fogging externo instalado.

    En el caso representado por la línea azul, la temperatura máxima de ese día fue de 30 ºC y la mínima fue de 12 ºC. En el caso representado por la línea roja, la temperatura máxima fué de 31 ºC y la mínima de 12ºC, pero la temperatura máxima de entrada en la turbina fue de 17 ºC.

    El enfriamiento evaporativo mediante fogging es el medio termodinámicamente más eficiente para restituir esa pérdida de potencia en las turbinas y es el sistema ideal para mejorar su rendimiento (Heat Rate).